Capitán, un pitbull superviviente




“Hemos rescatado perros durante ya 2 o 3 años. Uno se toma con muchas historias feas, pero la de Capitán es muy dura y sorprendente. Creo que puede enseñarnos mucho sobre estos perrunos”. Dijo Bernabé Jiménez al comenzar la historia de Capitán, un Pitbull de dos años rescatado en junio de 2020.


Capitán fue encontrado en un terreno a las afueras de la ciudad de Puebla, donde Bernabé y su novio Alaín lo vieron y decidieron rescatarlo.


“Sus antiguos dueños no parecían de acuerdo con que nos lo lleváramos obviamente, pero hubo una chica que más tarde nos abrió la puerta y a escondidas nos entregó a Capitán, de no ser por ella no lo habríamos podido llevar a curar, pues sus heridas eran fatales”.


Capitán tenía inflamación en sus testículos y tetillas, además de que al ser un perro alvino y estar tanto tiempo expuesto al sol, ni siquiera tenía pelaje en algunas partes de su cuerpo. Sin embargo, lo peor eran los tumores que le detectaron en su cuerpo.


“Lo bonito es que, a pesar de todo lo que había vivido, no nos tuvo miedo, y al contrario, nos permitió revisarlo y que el veterinario le curara cada herida. A pesar de todo, confío en nosotros”.


En el último mes de marzo, 10 de las 13 notas periodísticas publicadas relacionadas con los Pitbull fueron incentivando el estigma que se tiene de la raza. Pues se señalaba al perro y no a las condiciones de vida que sus dueños les sometían.


“Cuando llegamos al refugio, Capitán olfateó a los demás cachorros y después solo busco donde acostarse, temíamos que hubiera alguna lucha por ser el alfa, pero realmente solo se preocupaba por estar acompañado. De hecho, ni siquiera ladraba, solo hacía chillidos para avisarnos que quería ir al baño o entrar a la casa”.


La Mtra. Ana Celly, experta en Ciencias Veterinarias aseguró en una entrevista para “El tiempo” que los Pitbull no atacan sin razón alguna, y normalmente lo hacen solo para protegerse. De hecho, ellos en particular muestran señales físicas de advertencia que suelen ser ignoradas por las personas. Por ello es importante estudiar sobre esta raza antes de adoptarla.


Con el tiempo, Capitán se curó de sus padecimientos, y afortunadamente soportó la operación para retirarle los tumores. Un año después de su tratamiento, ya podía jugar con perros de todas las edades e incluso se puso en adopción.


“Poner en adopción es una responsabilidad muy grande, considerando su pasado pensábamos en quedárnoslo, pero cuando vimos que era bien sociable, decidimos que encontrara su propia familia. Pero ese fue un gran reto”.


Bernabé buscaba que la próxima familia de Capitán entendiera que los perros no son objetos, y que éste en particular requería de muchos cuidados y atenciones.


“Rechazamos a algunas personas que lo querían más como un guardián. Capitán merecía una familia, no solo personas que le dieran de comer.


Es importante señalar que, aunque los Pitbull tienen una complexión musculosa y cuentan con una gran fuerza, se ha demostrado que son leales y juguetones. Incluso se utilizan en terapias físicas, o como perros de rescate.


Un perro que ha sufrido mucho puede rehabilitarse para no tener conductas violentas, y es algo que aplica de igual forma con los Pitbull.


“Recientemente le encontramos una familia que nos pareció la mejor opción. Fue duro despedirnos de él porque hemos pasado muchas cosas juntos. Ver a un animalito que ha sufrido mucho, darles otra oportunidad a los humanos, es fantástico”.


Bernabé relató entre lágrimas, pero con una gran sonrisa como salió de la nueva casa de Capitán.


“Ha sido la historia que más nos ha marcado, y sobre todo una de las que más nos da fuerza para continuar salvando perrunos”.


Se sabe que los Pitbull son una de las razas que mejor se adaptan a cualquier tipo de familia, pues solo requieren de constancia en su educación para comportarse como un miembro más de la familia. Sin embargo, no debemos perder de vista que son animales, y por ello hay que tenerles respeto.


Los casos en que se ha señalado a los Pitbull como animales potencialmente peligrosos tienen la tendencia de un maltrato detrás de todo. Perros que no alimentan, o que molestaron hasta el grado en que debían defenderse.


A pesar de que Capitán es un ejemplo de cómo esta raza puede ser amigable, es recomendable informarse sobre sus cuidados, saber que tienen mucha energía y eso implica darles actividades diarias.


Según el Departamento de Protección Animal de la ciudad de Puebla, desde el 2018 se han adoptado 598 perros y gatos que fueron rescatados y ahora tienen una nueva familia. En contra de 1017 reportes de maltrato animal, pero es necesario considerar que hay muchos casos que no son reportados.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo