The Report: una utopía para México

Esta entrega cinematográfica de Amazon Studios nos habla sobre Dan J. Jones (protagonizado por Adam Driver), un investigador que trabaja para el senado de los E.U.A., en donde éste tiene como consigna indagar sobre el Programa de Detección e Interrogación de la CIA y donde este organismo trata de evitar que la verdad sea revelada.


La película en sí, te mantiene metido en el “peloteo” entre la CIA y Dan J. Jones para obtener el dominio de qué es lo mejor y más justo, si revelar “técnicas de interrogación mejoradas” basadas en ninguna base científica y sin ningún resultado favorable “para el bienestar del pueblo de Estados Unidos” después de los atentados del 11 de septiembre y que la CIA admita que aunque no sabía lo que estaba haciendo, lo hacía o dejar todo en el olvido y justificar que “era por la seguridad nacional”. Además, de que la película no toca para nada un desarrollo existencial del protagonista y su vida personal, lo que es por lo general uno de los recursos más explotados en la narrativa de este tipo de cintas. Esta entrega, nos muestra también la necesidad de ser políticamente correctos y poner en una balanza si el fin justifica los medios. Sin embargo, más allá del dilema político que claramente se desarrolla a lo largo de esta película, lo que más me llama la atención es que toda esta historia no hubiera sido algo viable en nuestro querido país (o cualquiera que sea similar en su política y cultura), y para desarrollar mi punto iremos por partes.



Dan es un workaholic comprometido con la verdad, que vivió durante 5 años prácticamente en un psedu bunker de investigación que está fuera de “acceso” para la mayor parte de los altos mandos de la política estadounidense, perdiendo la noción del tiempo, del espacio y de su ser, mientras se perdía en más de 6 millones de documentos electrónicos que hablan sobre las acciones tomadas por la CIA después de los ataques terroristas del 11-11.


Nuestro personaje se mete tanto en su labor que logra revelar una serie de atrocidades por parte de la CIA que se llevaron acabo después este acontecimiento histórico para Estados Unidos. Estamos hablando de cualquier método que llevara a revelar “cualquier tipo de información sobre posibles ataques terroristas contra E.U.A.”; y cuando hablo de cualquier método, estoy hablando de tortura humana, lo cual ya viene siendo inmoral e ilegal, pero ¿por qué esto no podría ser viable en México?, bueno, para empezar porque la mayoría de la información pública han sido manipulados y “maquillados” de una u otra manera, y no necesito datos duros para poderles argumentar por eso, vaya, solo basta con mirar la historia de México y ahí encontramos nuestra respuesta.


Además de que acceder y encontrar a este tipo de información que incrimine a cualquier organismo interno dependiente del gobierno, es básicamente un calvario, en donde uno se juega la vida básicamente, lo cual también es históricamente sustentable.



Después de haber revelado esta cruda verdad, Dan y la senadora Feinstein (quien le habría encargo esta investigación a nuestro protagonista), tratan de llevar el reporte a la Casa Blanca para ser aprobado y publicado, pasando a ser un potencial documento de incriminación histórica en contra de la CIA. Como podría resultar obvio, la CIA hizo todo lo que legalmente se podía hacer para detener la publicación y difusión de dicho documento, como reuniones tensas y llamadas de presión amistosas aludiendo a la seguridad nacional.


Y esto es otra cosa que jamás pasaría en México; es decir, si esta hubiera sido una versión mexicana, este organismo hubiera actuado más allá de lo “legalmente” permisible, ya me imagino actos vandálicos y violencia bastante explicita, amenazas y demás técnicas de persuasión en contra los seres queridos y bienes de los implicados, además de que el pobre


Dan y la senadora Feinstein ya hubieran sido borrados del mapa por mandato de altos rangos del gobierno. Definitivamente, al querer mostrar a E.U.A. como un país políticamente correcto las únicas medidas que pudieron tomar para evitar el objetivo de Dan Jones fue acusarlo de haber hackeado una computadora y echarle a algunos cuantos senadores en su contra, como digo, lo políticamente correcto.



Al final, el reporte es publicado. Posterior a ello, ya como “cintillos de información” en la cinta vemos cual fue el desenlace para Dan, quien renuncia al terminar su trabajo y demás personas implicadas en el reporte. No es exactamente un final feliz, pero si algo muy apegado a la realidad que experimentan las personas que son servidores públicos en E.U.A


A mi sentir, si les gustan los dramas estructurados y cronológicamente impecables, en donde se hable de conspiraciones esta es su película. Si de igual forma, quieren sentir un poco de la emoción de que la justicia y lo correcto triunfen, también esta es una película para ustedes. Les sugiero que reflexionen en lo que les digo acerca de la utopía de ser una historia que se desarrolle en México y les aseguro que coincidirán conmigo.

11 vistas

¡Suscríbete y recibe lo más nuevo de Render Raccord!

¿Qué contenidos deseas recibir?
  • White Facebook Icon

Render Raccord